Tag Archives: nacho vigalondo

Open Windows

Antes que nada, me gustaría que hiciéramos un pequeño ejercicio de suspensión de la incredulidad. Imaginemos por un instante que esta película no es de Nacho Vigalondo. Que no sabemos quién es este pibe; que ni le odiamos, ni le amamos, que no estamos polarizados respecto a su persona, y respecto a su obra.

—SUSPENSION OF DISBELIEF MODE ON—

movies-open-windows-poster

Cartelazo de UserT38

Bien, ahora pasemos a hablar de Open Windows.

Sin rodeos: Open Windows es una película regulera o mala, según se mire. Ni me compliquéis la vida, ni os la compliquéis: NO, NO, Y NO ES UNA OBRA MAESTRA. Es un technocyberthriller con giros de guión cutres, e ideas simples, tomadas de aquí, de allá, de un poco más lejos y de un poco más cerca, cuya particularidad, reside en cómo ha sido editada. Chapeau por el editor, lástima el guión.

Open Windows, viene a ser un ejercicio de estilo que no termina contando mucho más que cualquier trhiller chorra que se os ocurra y cuyos guionistas apenas se hayan documentado leyendo Alt1040 u ojeando una wired. Si ves Open Windows, a ti hijo del internet, lector de blogs, y poseedor de un sentido del humor escacharrante vertido en tu cuenta del twitter, muchas cosas te sonarán y te sentirás reconocido en ellas, por ende, te resultarán atractivas. Cuando veas algunas escenas, dirás hostia, están como en un panel de la Comic Con, hostias, salen unos pavos en plan como los Anonymus, hostia la Sasha Grey vestida, el Frodo haciendo del papanatas de Grand Piano, el notas to psycho de Utopia que mata niños, el Carlos Areces, El Pueblo de Los Malditos, el Time Bullet pero en cutre a lo sonar de El Caballero Oscuro en plan los créditos del Off de Physalia… Vamos que, probablemente, os divertiréis.

También es probable, que leáis estos días mucho la palabra Hitchcock. A unos, lo de Hitchcock os sonará de oídas, a algo de pelis en blanco y negro de esas taco lentas, otros pensaréis que es la peli esa del Will Smith haciendo de súper-vagabundo, y a otros muchos, espero, o resultará una palabra reconocible por ser el apellido de un director sin ínfulas ni pretensiones pero con una concepción muy clara y consciente de cuáles eran las herramientas y mecanismos para manipular al espectador. Que es un poco lo que le pasa a Vigalondo, o esa sensación da, que controla la movida, que sabe cuándo debe acercar la cámara, cuándo alejarla, cómo usar el fuera de campo, etc, etc, pero con pretensiones e ínfulas. El tío tiene ideas de puta madre e igual de retorcidas que algunas que tenía Hitchcock… como por ejemplo, que Sasha Grey interprete a una tía a la que coaccionan para que enseñe las tetas… A SASHA GOD FRAKKING CHRIST GREY a la que golpe a de click, puedes verle el corazón a través de la garganta…  Pero de ahí, a decir que es como Hitchcock… es MIERDA. Así de grande la MIERDA. Colosal MIERDA. No os dejéis engañar. No así, por favor. Id a ver la película. Y si reconocéis algo de Hitchcock en ella, por favor, justificádmelo. Explicádmelo. Porque si leo una vez más La Ventana Indiscreta, please, kill me. ¿Ahora qué pasa, que todas las pelis en las que alguien grabe algo por una ventana van a tener La Ventana Indiscreta como referente capital?

Creo que la clave de esto está en entender cómo usa la gente el sistema de referentes, que algún gilipollas de la indiewire ha dicho eso y el resto de críticos, lo han leído en los posters y han hecho un copia y pega masivo. Parece comprobado, que a la crítica, le resulta muy cómodo moverse en un sistema de referencias concreto y etiquetar a esta película de hitchcockiana sin pararse realmente a reflexionar sobre semejante sandez. Es decir que son unos putos vagos.

Si habéis visto Blog de Elena Trapé o Chatroom de Hideo Nakata o la serie 24, o Serial Experiments Lain o el Estrangulador de Boston de Richard Fleischer, o esta de Timecode de Figgis, o incluso si revisáis algunas ideas de Freeze Frame de John Simpson, Enemigo Público de Tony Scott, y claramente algo de Matrix de Los Wachowski, y El Caballero Oscuro de Christopher Nolan y por supuesto y sobre todo, sus referentes contemporáneos: Manic Pixie Dream Girls de Pablo Maqueda y Todos Tus Secretos de Manuel Bartual… si hacéis esto, no os quedará duda de que Open Windows, no supone ningún paso hacia delante ni una ruptura con nada salvo con los nukes donde la han editado y desde luego, que las distancias con el cine de Hitchcock distan mucho de ser estrechas. Mirad si no, la magnífica La Vida.es 

Eso sin hablar necesariamente de Heavy Rain o Watch Dogs, por poner ejemplos ya a lo locatis.

—SUSPENSION OF DISBELIEF MODE OFF—

Al César lo que es del César, y a Vigalondo lo que es de Vigalondo, que por una parte es un tío que sabe de cine un güevo, como… venga un ejemplo que controlemos todos… como Tarantino y por otra es un morningsinger.

Ambos son hijos de la misma generación de consumidores compulsivos de cine, y ávidos lectores, unos intelectuales profundos, que conocen y comprenden el medio que usan, y obviamente, están llamados a ser los renovadores del cine actual. Lo cuál, si te paras a pensarlo un poco, y le das al botón de Captain Obvious, es de cajón pues cada generación hace su propio cine y del mismo modo que desdeña algunos de los postulados de las generaciones anteriores, coge otros y añade los suyos.

Responiendo a la pregunta que a todos nos lleva a leer una crítica, en Filmaffinity le he dado un 4. Esto es: a mi el sistema de montaje, me la trae al pairo, porque la historia que cuenta no dice nada que me interese del todo, y una vez asimilado el efecto, el efectismo, pierde toda su fuerza. En Open Windows, como que tarda mucho en arrancar la acción pese a que el incidente inductor ocurre básicamente al principio de la película. El giro de guión en plan sorpresa, es bastante deleznable, tramposo e innecesario. Para terminar la película como se sugiere en un primer momento, hay que echarle huevos. He de decir, que a nivel formal, el planteamiento visual, termina siendo tan hermético, que su aparente mirada poliédrica, no deja de mostrar caras del mismo objeto, pero que nunca permiten entender a los personajes. Quiere hacer un pequeña reflexión, mediante uno de los personajes, que  realiza una petición a cuento de una exposición a los media nunca planteada o desarrollada con suficiente autonomía como para que te importe una mierda. Eso sí, el primer tercio, pasa que ni te das cuenta, pero a partir de ahí… en picado. Y si eres montador o compositor VFX, debes ver la peli, porque los artificios y recursos, están hechos para tu deleite.

Los actores, están correctos tirando a mediocres. Sasha Grey, hace una interpretación sin alma ni gana, poniendo todo el rato esa cara que pones cuando alguien te dice – te voy a contar algo MUY gracioso – y no te hace gracia porque no lo pillas pero aún así, te esfuerzas por sonreir un poco;  y encima como podéis comparar las interpretaciones que hizo en The Girlfriend Experience o en Entourage con las de Open Windows, veréis que aquí claramente, lo hace como el culo. Además, ¿qué narices le ha pasado en la cara que parece una pelota de fútbol? Luego Elijah Wood, se ve que le está cogiendo el gustillo a esto de venir de vacaciones a España y echar sus ratos libres yendo a rodajes y sentarse delante de una cámara. Y de Neil Maskell ni hablemos. No se va a quitar la estampa psycho en la vida… Kill List, Utopia, Open Windows, etc.

big_01

El futuro del cine en España. User T 38. La Productora. La service. La Agencia. La creatividad. El todo.

Respecto al montaje de Open Windows, estoy convencido de que hubiera sido una película perfecta para usar la visión estereoscópica y no sólo jugar con la multipantalla sino con la profundidad de campo para determinar separaciones y crear dos niveles de realidad. Por un lado, habría provocado una separación entre el mundo real y el mundo online; de este modo  hubiere posibilitado visualmente conceder solidez a ese efecto visual del final que parece proponer como tesis que vivimos inmersos en un vida fragmentada por nuestra proyección virtual solapándose con nuestra vida real, de la que ambas son extensiones una de la otra y viven contaminadas sin posibilidad de separación; y por otra habría permitido un mayor desarrollo del lenguaje audiovisual.

No me cabe duda de que Vigalondo, a este paso, terminará realizando una obra maestra. Lo tiene en su cabeza, es un tío que reflexiona sobre el cine y ensaya una y otra vez en sus películas las propuestas que tiene en mente, pero la falta ese algo.

Para decirlo claro y resumiendo, Open Windows, habría sido un buen capítulo de Black Mirror, de los mejores, pero como película, es un bluff.

P.S.: También sería probable, que leáis a algún iluminado diciendo que esto es como un giallo 2.0, pues bien, salvando las distancias, está infinitamente más cerca de un giallo, que de Hitchock. Por otra parte, algunos imbéciles, sostienen que tiene que ver también con Blow Up de Antonioni, y se quedan tan panchos. Ya puestos a decir sandeces, por qué no metemos aquí también Blow Out de Brian De Palma, que para algo se parece a Blow Up; además, venga, ¿nadie quiere mencionar Minority Report?, ¿y por qué no un poco de 1984? ¿Nadie se apunta a Phonebooth de Joel Schumacher? Oye, y El Resplandor también, que para eso ocurre en un hotel, y Aliens, y si queréis un poco de los Goonies o El Coche Fantástico, lo que bien os venga.

Advertisements
Tagged , , , , , ,